*Desordenado crecimiento de la mancha urbana ocasiona pérdida de tierras productivas

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

LÁZARO CÁRDENAS, MICH.-El Presidente del Comisariado Ejidal Melchor Ocampo, informó que el crecimiento de la mancha urbana “prácticamente” ha desaparecido algunos ejidos, principalmente el de Lázaro Cárdenas, Las Guacamayas, Buenos Aires, La Mira y Playa Azul, aseguró que el ejido Melchor Ocampo, de la cabecera municipal, “prácticamente está tendiendo a desaparecer” debido a que sus terrenos se están incorporando a la mancha urbana.

Añadió que el ejido Melchor Ocampo, tiene más de 10 mil acciones de vivienda y una superficie muy pequeña, dedicada a la agricultura, en las mismas circunstancias, sostuvo el presidente del comisariado ejidal, se encuentran los ejidos de Las Guacamayas y Buenos Aires, que son muy grandes pero el crecimiento urbano los está absorbiendo, explicó que el ejido se creó para que los campesino trabajaran la tierra con diferentes cultivos y de esa manera están siendo eliminados.

Reflexionó que en los últimos años, con la modificación de la constitución del Artículo 127, fue posible pasar del régimen ejidal a la pequeña propiedad, a través de un proceso legal con ello el ejidatario puede “inclusive fraccionar para vivienda o para muchos otros fines” subrayó que este fenómeno se registra en muchas otras lugares, donde las parcelas que rodeaban al puerto ahora están en calidad para ser vendidas como terrenos.

Principalmente se da esto en las parcelas ejidales que rodean una mancha urbana las ciudades están creciendo y generalmente crecen a donde eran terrenos ejidales, y los ejidos tienen que hacer ese movimiento, y por ese motivo se comienza hacer ese trámite: por el crecimiento urbano”. Por la falta de apoyo y poca productividad cinco ejidos ya fueron prácticamente devorados por la mancha urbana de Lázaro Cárdenas, donde ya existe la construcción de casas u otro tipo de viviendas distintas a la que tiene un campesino.

Por otro lado Carlos Villasana Puertas, jefe del departamento de Regularización de la Tenencia de la Tierra de la presidencia municipal, dijo que la voracidad de los desarrolladores inmobiliarios ha provocado el desordenado crecimiento de la mancha urbana sobre las zonas rurales y, con ello, la pérdida de tierras dedicadas al campo y a la producción de alimentos en la región, puntualizó que la demanda de suelo para vivienda, la ocupación irregular de la tierra, la disminución de las zonas ejidales y comunales dedicadas a la agricultura y el crecimiento desmesurado de los asentamientos humanos, son algunos de los principales ejes problemáticos del desarrollo urbano y de la tenencia de la tierra.

Hizo un llamado a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), para que en el ámbito de su competencia implemente acciones y medidas necesarias para regular la urbanización en zonas ejidales y comunales, dedicadas a la agricultura en el territorio del municipio de Lázaro Cárdenas.