LÁZARO CÁRDENAS MICH., 12 DE JULIO DEL 2017.- Luego de varias denuncias ciudadanas y con base en los procedimientos de ley, a través de un operativo conjunto entre diversas dependencias municipales, se procedió al desmantelamiento, remoción, y confinamiento de un centro de acopio de chatarra que operaba de forma irregular en la calle Toltecas número 54, de la colonia Jarene, en esta cabecera municipal.

Previo al desmantelamiento, desde hace un año dependencias municipales habían venido exhortando al retiro voluntario por parte de los propietarios, incumpliendo estos los tiempos y fechas convenidas por lo que se tuvo que proceder a la intervención con una cuadrilla de trabajadores y maquinaria pesada además de camiones de volteo para retirar alrededor de 32 metros cúbicos de basura, escombro y reciclables que se encontraban almacenados en el sitio y que habían sido motivo de varias denuncias por parte de los vecinos, debido a que representaba un foco de infección por la proliferación de fauna nociva.

El sitio clandestino ya había invadido la mitad de la vialidad, además de que se encontraba una unidad en desuso afuera del predio, misma que ocupaban para almacenar basura que ya no cabía al interior del domicilio.

Como era de esperarse, al retirar el escombro y los desechos del lugar los dueños del domicilio insultaron a las autoridades y por un momento intentaron impedir los trabajos de limpieza, sin embargo; gracias al apoyo de unos 50 vecinos y con apego estricto a la normativa municipal y en acato a lo establecido por la comisión de trabajo de los regidores en materia de Reglamentos se logró culminar esta labor.

La administración municipal, a través del Departamento de Patrimonio, desde hace un año comenzó la negociación y el diálogo con los dueños del domicilio para fijar plazos a fin de retirar la basura y material de reciclaje del lugar, sin embargo no hubo una respuesta favorable, por lo que se tuvo que actuar con apego a la ley, debido a que este sitio afectaba a las familias vecinas y el libre tránsito en la vialidad.

Al respecto, los vecinos de la Colonia Jarene agradecieron la atención que brindaron los departamentos municipales involucrados, entre ellos Ecología, Reglamentos, Catastro, Servicios Públicos, Protección Civil, así como la disposición del Órgano de Gobierno, Síndico, Seguridad Pública y el propio presidente municipal para dar atención oportuna a este caso.