*El desprendimiento de escombros desde lo alto puso en riesgo la vida de transeúntes

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

LÁZARO CÁREDNAS, MICH.- La estructura colapsó cerca de las 16:00 de este  viernes 11 de agosto sobre la calle Francisco I. Madero, el edificio sin numeración, aledaño a las calles Javier Mina y Corregidora, con más de 47 años de su construcción formo parte de una importante cadena de cines en la localidad de manera repentina se derrumbó causando daños a cuatro vehículos que se hallaban estacionados en el lugar así como en la red eléctrica.

El hecho causó conmoción entre los transeúntes y quienes conducían vehículos por el lugar, pues los escombros cayeron encima de los autos un  Focus gris, placas HCS-85-65 del estado de Guerrero propiedad de Adán Enrriquez Camacho, obrero, Chevy rojo, placas PFM 432-J de Michoacán, propiedad de Carlos Zepeda empleado de empresa de paquetería, Ford azul  exploret, placas PTF 49-37 de Michoacán, propiedad de Francisco Javier Gutiérrez Luna y un cuatro vehículo Chevrolet gris placas NF-88-777 de esta entidad federativa.

El material quedó esparcido sobre la acera, que cubría los vehículos una parte de la viga que se desprendió seguía colgando desde lo más alto al final de la tarde y una pared de la terraza quedó inclinada peligrosamente hacia la acera, al lugar se constituyó elementos de la Policía Michoacán, de la Unidad  Municipal de Protección Civil que acordonaron  la zona cerrando el paso de vehículos y evitar otra tragedia.

El Municipio deberá colar sellos  y banderolas de zona de riesgo hasta nueva orden no sin antes levantar un peritaje de evaluación de riesgo y recomendar la demolición total o parcial del edificio de acuerdo al atlas de riesgo del municipio y evitar una catástrofe en caso de un siniestro natural que ponga en riesgo la seguridad de los vecinos, transeúntes, “Este edificio tuvo afectaciones de mampostería tras el terremoto del 19 de Septiembre de 1985 y tenía un acta de compromiso firmada con el Municipio para realizar las reparaciones”.

Los propietarios de la edificación deberán responder por los daños y subsanar la situación, al no tomar las precauciones del caso y ha sucedido este incidente a buena hora no hay desgracias que lamentar de personas, sino cuatro vehículos dañados” toda vez que no se siguieron las normas de seguridad para restringir el estacionamiento de unidades en una zona pública.