Morelia, Michoacán, a 14 de agosto de 2017.- El Gobierno del Estado refrenda su disposición a trabajar con las y los productores de aguacate organizados para impulsar de manera conjunta medidas que ayuden a mitigar los impactos generados por el cambio ilegal del uso del suelo y detener la degradación de las zonas forestales para establecer sistemas agrícolas incompatibles con la vocación original.

“La derrama económica tiene que ser proporcional al cuidado de nuestros recursos naturales; el Gobierno del Estado no está en contra de las actividades agropecuarias, está en contra del desorden ambiental que ya nos alcanzó y lo estamos viviendo”, sostuvo el titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), Ricardo Luna García.

“Reconocemos que existen otros problemas que afectan a las zonas forestales; sin embargo, el dato que exhiben algunos productores son de hectáreas en producción, pero hay otras que florecen cada día al amparo de la ilegalidad, por lo que es un dato rebasado por la problemática que nos ocupa”, señaló.

Refirió que de las reuniones en las que han estado presentes, los líderes productores han manifestado que tienen interés de asumir su compromiso ambiental, el cual debe ser proporcional a los cambios de uso de suelo que ya realizaron, por lo que la aportación al Fondo verde está fundamentada en el costo que tiene el agua que usan si ésta la pagaran por pipas.

Asimismo, indicó, es necesario aclarar que este fondo se destinará principalmente a pago por servicios ambientales que realizan ejidos y comunidades que sí conservan sus bosques, además de financiar proyectos relacionados con la recuperación del medio ambiente.

Por otro lado, informó que en los operativos de inspección que se realizan sólo se han desmantelado huertas que han cambiado ilegalmente el uso del suelo; “las imágenes satelitales no mienten y no pueden ser manipulables”, puntualizó.

Todos los operativos han sido en total apego a la legalidad, por ello se han sobreseído 11 de los 16 amparos por jueces federales, los que están en la ilegalidad son las personas que introducen aguacate en zonas forestales. A la opinión pública no se le puede engañar, subrayó el funcionario estatal.

“Las garantías individuales son respetadas y por lo mismo pedimos se respeten los derechos humanos, como el derecho a un medio ambiente sano”, recalcó.

Asimismo, también reconoció la voluntad de las Junta Locales y productores independientes que han aceptado su responsabilidad ambiental y social; a la fecha se han firmado más de 100 convenios individuales con productores y se cuenta con un padrón de 3 mil más que están en espera de dicha firma individual.

“Si las organizaciones del sector productivo del aguacate están abiertas a trabajar, los invitamos a firmar ya el convenio para la Recuperación de los Bosques”, convocó.