*Empleados de Rentas y Cereso exigen ser escuchados

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

LÁZARO CÁRDENAS, MICH.-Empleados afiliados al Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo de Michoacán (STASPE), en este puerto se mantienen en paro de actividades en dos de las dependencias estatales de las 20 que existen en esta región, lo anterior para exigir en el caso de Rentas la mudanza de las oficinas donde tres empleados han sido víctimas de accidentes por la condiciones pésimas de las instalaciones, de igual forma el personal del CERESO.

Desde el pasado martes a las 08 de la mañana, empleados de Rentas cerraron las oficinas como parte de las actividades de presión y exigir al Gobierno del Estado el cambio de esta sede a otro lugar donde garantice la seguridad de los empleados y tener una mejor ambiente de trabajo en instalaciones dignas para el desarrollo de sus funciones que es atender a los contribuyentes, que acuden a solicitar algún servicio o trámite administrativo.

El Delegado Regional y representante de los empleados afiliados al STASPE, Tobías Benito Miranda, dijo que el paro de actividades en las oficinas de Administración de Rentas, el Registro Público de la Propiedad, se debe que el Contador Público Héctor Rafael, se comprometió que el primer lunes de este mes de octubre  se iniciaría el cambio de las oficinas y a la fecha no ha cumplido.

De igual forma se tiene otro paro de actividades en el Centro de Readaptación Social, ubicado en la tenencia de La Mira, donde los trabajadores afiliados al STASPE iniciaron un paro de labores a partir del mismo martes  para exigir seguridad a los empleados hay trabajadores que salen a las diez de la noche no hay alumbrado público, no hay transportes público tiene que salir, a la carretera federal exponiendo su vida.

Apuntó que el paro será por tiempo indefinido hasta que se resuelva o se tenga una respuesta favorable a su demanda, de lo contrario destacó que preparan ya una movilización generalizado y parar las 20 dependencias gubernamentales en apoyo a la problemática que se vive hoy en las oficinas de Administración de Rentas, y el CERERSO, demandamos ante la administración estatal encabezada por Silvano Aureoles Conejo, que se subsanen esta serie de anomalías, que son una violación a las Condiciones Generales de Trabajo pactadas entre la parte patronal y el sindicato.

La medida de presión, en la mayoría de los casos, tomó por sorpresa a diferentes personas que acuden de varias comunidades del municipio a realizar diversos trámites, sobre todo quienes llegan a Rentas para obtener su licencia de conducir o el pago de placas y refrendo de calcomanías vehiculares, quienes señalaron que no era justo que dejaran de hacer sus actividades cotidianas, y en varios de los casos, pagar pasajes para llegar a Lázaro Cárdenas y poder regresar a sus lugares de origen, sin haber conseguido su objetivo.